webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Carlos y Marta, padre e hija (2)



Relato: Carlos y Marta, padre e hija (2)

CARLOS Y SARA, PADRE E HIJA (2)



Un amigo de la familia entra en escena.



Tras mantener nuestra primera relación sexual, mi hija y yo
intentábamos pasar juntos todo el tiempo que podíamos. Pero nuestros encuentros
eran muy esporádicos, ya que engañar a su madre –y mi mujer- era muy difícil.
Pensamos en cómo podríamos estar un tiempo juntos, sin temor a ser sorprendidos.
Por ello quedamos que ella diría que pasaría un fin de semana en Sabadell, en
casa de unas amigas, mientras yo tendría que ir a Madrid, a un cursillo de mi
profesión. A mi mujer no le hacía gracia que la "niña", como suele llamar a
Sara, pasase un fin de semana fuera de casa, peor logré convencerla.



Al siguiente viernes me despedí de mi mujer, quedando que
iría a recoger a Sara, a la salida del instituto, y la llevaría a Sabadell, a
casa de su amiga, antes de marchar para Madrid. Unos días antes había alquilado
una casa rural, en Girona, cerca de la frontera con Francia. Al recogerla la
pude ver tonteando con unos chicos.


-No te procupes padre, que nunca les dejo que se corran
dentro.... Ni la tienen tan grande como tú.


La besé con fuerza, en los labios, mientras acariciaba sus
pechos, sintiendo los pezones bajo su camiseta. No llevaba sujetador. Vi como
algunas madres, que recogían a chicos pequeños, nos miraban.


Llegamos a Girona en poco más de una hora. Lo primero que
hicimos al llegar a la casa rural fue preparar la cena, pues estábamos
hambrientos. Tras tomar los postres, Sara se levanto y, sin decir palabra, me
cogió de la mano y me condujo al dormitorio.



-No quiero que hagas nada....



Me desnudó casi sin tocarme y me tumbó, boca arriba, sobre la
cama, de un golpe. Se quitó la camiseta y los vaqueros, lentamente, asegurándose
de que la veía totalmente. Llevaba un pequeño tanga negro. Se acercó a la cama y
se metió mi polla en su boca. Se concentró en el glande, acariciando mis huevos
con las manos. Al rato se dio la vuelta, no sin antes quitarse el tanga, dejando
su depilado coño a la altura de mi boca. Lo comí con avidez, acariciando sus
pezones, durísimos, con las manos. Creí que iba a correrme en su garganta, en
unos segundos. Sara tuvo que intuirlo, ya que dejó de chuparme, y se dio media
vuelta, sentándose a horcajadas sobre mi polla. Nada más sentir mi glande
rozando su clítoris di un pequeño salto, girándome hacia la mesilla de noche,
donde había unos condones.



-No papá, nada de condones... No hemos venido aquí para tomar
precauciones...


-Sara, me encantaría.... Pero te puedes quedar embarazada....


-¿Y qué?



Dicho esto se clavó mi polla. Le agarré fuertemente de las
caderas, mientras comencé a comerle las tetas. En unos segundos comenzamos a
sudar. Tener a mi hija así, cubierta de sudor, ensartada con mi polla, con sus
preciosos pechos pegados a mi pecho, pegajosos, besándola en la boca,
obligándola a tragarse mi saliva, fue lo que faltaba para colocarme al borde del
orgasmo. Pero quería tardar más.



-Espera... ufff... Vamos a cambiar de postura...


-Como quieras.. Papá... Estoy a punto...


-Y yo niña, y yo....



La coloqué boca arriba y la penetré inmediatamente. Ella fijó
sus piernas, fuertemente, alrededor de mi cadera. La muy cabrona no quería que
me diese tiempo a retirarme, al alcanzar el orgasmo. Comencé a taladrarla, como
si me fuera la vida en ello. Sentir como mi pene, sin protección alguna, abría
su tierna carne, como sus coñito adolescente se cerraba alrededor de mi polla,
era maravilloso.



-Os oigo muchas noches... Ufff.... A mamá y a ti,
follando.... No sabes los celos que tengo... Que bueno tiene que ser follarte
todas las noches... Dios mío pá.... Ufffff... No me queda nada...


-Siempre pienso que estoy contigo.... Tú follas mejor..
Uyyy.... Cielo...


-Córrete dentro padre, los dos a la vez... Ufffff.. Vamos....
Todo dentro.... Uffff



Ella alcanzó su orgasmo cerrando fuertemente los ojos. Yo
estaba como loco, empapado en sudor, pero sabía que me saldría muchísima leche,
y no quería tener problemas con mi hija. Dí un fuerte golpe de caderas,
aprovechando el orgasmo de Sara, para sacar rápidamente el pene de su interior.
Cubierto de sus fluidos vaginales, apunté directamente en sus tetas, llenas de
sudor. En unos segundos estuvieron cubiertas de semen. Un orgasmo furioso,
directamente de la espina dorsal, que cubrió gran parte de las pecas y lunares
que Sara tiene entre los pechos, en la parte superior de las tetas. Al poco de
correrme, cogió mi polla y se la metió en la boca, absorbiendo los restos de
leche que aún quedaban. Estuve a punto de volver a correrme.



-Paaaaa... Has sido muy malo, dijo con restos de semen en sus
labios – Ibas a correrte dentro.. Me has engañado...


-¿Has visto la lechada que he soltado? Seguro que te quedabas
embarazada....


-Me daba igual.. Quería haberla sentido dentro....


-Pero a mí sí me importa....


-El fin de semana es muy largo, y no siempre podrás correrte
fuera... –dijo pícaramente.



Pasamos el resto del fin de semana sin salir de la casa, casi
sin salir del cuarto. Sara me agarraba muy fuente, cuando creía que me venía el
orgasmo, pero yo siempre lograba zafarme de sus intentos de llenarla de leche.
Me corrí en su vientre, en sus tetas, en su espalda, en su culo, incluso en su
pelo... Pero nunca dentro... De su coño, porque en su boca sí que lo hice, en
varias ocasiones. Cuando estábamos recogiendo la ropa, para volver a Barcelona,
a Sara se le ocurrió una idea.



-Escucha padre... ¿Por qué no ganamos un dinero?


-¿Qué?


-Recuerdas cuando me dijiste que te parecía poco lo que
sacaba cuando me acostaba con los vecinos...


-No me gusta que me lo recuerdes, cielo...


-Bueno, la cosa está en que acabo de acordarme de Joan, el
amigo de mamá, el que vino a cenar a casa hace un par de meses...


-Sí... Menudo cerdo...


-Un cerdo con mucho dinero... ¿Recuerdas cómo me miraba?
Seguro que pagaría mucha pasta por acostarse conmigo...


-Joder Sara, no sé, me parece un poco fuerte... Y ¿cómo se lo
proponemos? ¿Así por las buenas?...


-No, ya se me ocurrirá algo... Pero podríamos sacarle mucha
pasta...



La idea no me gustó demasiado, pero camino de Barcelona, al
imaginar a mi hija con Joan, un viejo amigo de mi mujer, follando, me puso a
mil. Paramos en mitad del trayecto, y, en una estación de servicio, me volví a
follar a mi hija, sin quitarnos la ropa. Se bajó los pantalones y se sentó sobre
mí, en el asiento del conductor. No podía dejar de pensar en Joan, un tío bajo,
regordete, de 40 años, calvo y muy salido, penetrando a mi hija.



-Padre, me voy a correr.... Uyyyy.... Así, tócame así las
tetas... Uffff.... Vamos córrete dentro.... No querrás manchar el coche, o mi
ropa... Mamá sospecharía al ver esas manchas en mi ropa... Uffff... Vamos cielo,
llena a tu niña de leche... Ayyyy



No pude negarme. Con mis manos bajo sus axilas, y apretando
mi boca contra sus espalda, para evitar gritar, me corrí dentro de ella. Fueros
tres espasmos, secos, fuertes, que seguro le llegaron hasta la tripa. Todo el
fin de semana evitando eso, el llenarla de leche, y ahora, la muy putilla, lo
había logrado. Se subió los pantalones y se sentó en su sitio.



-Y ahí se queda todo... ¡Lo que me ha costado hacer que me
llenes!


-Serás golfa...


-Y tú un cabrón.... Qué caliente tienes el semen, padre....




Unos días después Sara me contó que había planeado algo que
no podría fallar. Mi suegra, que vivía en Santander, estaba muy enferma. Entre
los dos convenceríamos a mi mujer para que se marchase unos días con ella, a
verla. Entonces invitaríamos a cenar a Joan. Allí Sara lo calentaría, y tras la
cena, más cómodos, los dos empezaríamos a acariciarnos y, aprovechando la
excitación de Joan, se ofreceríamos un acuerdo...



La semana siguiente, un jueves, mi esposa se marchó a
Santander, invitando nosotros a Joan, a cenar, sin su esposa. Algo sorprendido,
aceptó. Llegó a las nueve, puntual, con vaqueros y camisa de cuadros. Estaba más
gordo y calvo, algo taciturno, pero nada más ver a mi hija se le animaron los
ojos. A punto estuve de frenar todo el asunto, pero mi excitación, ver a mi hija
siendo follada por ese hombre tan repúgnate, me ponía a mil.



Sara vestía con unos vaqueros muy bajos, dejando ver un tanga
negro, y una camiseta de tirantes, también negra, sin sujetador, muy ceñida.
Joan no podía dejar de mirarla. Ella le servía vino constantemente, acercándose
mucho a él.



-¿Tienes novio Sara? Una chica tan guapa tiene que tener
muchos pretendiente...


-Algún rollo, pero los chicos de mi edad no me gustan... Me
van más los hombres mayores....



Acabamos los postres y nos sentamos en el salón, donde
tomamos unas copas. Charlamos un poco del tiempo y del tráfico de Barcelona,
mientras Sara, continuando con el plan, se acercaba a mí. Era momento de ir a
por todas. Ella se levantó como quién no quiere la cosa, a encender la tele,
pero cuando fue a sentarse, en lugar de hacerlo en el sofá, lo hico sobre mi
piernas. Inmediatamente le cogí de las tetas, y empecé a besarla en el cuello.
Joan estaba impresionado.



-¿Qué pasa Joan?


-Nada... No sé.... Esto...


-¿No te gusta Sara?



Mientras le miraba, con la boca abierta, Sara se acercó a su
lado, sentándose casi en sus piernas, tocándole la polla, dura como una porra.



-Joan, parece que Carmen no te deja muy satisfecho, a juzgar
por como tienes esto...



Durante unos segundos dudó, pero al instante morreó a mi hija
con fuerza, mientras que metía una sebosa mano bajo su pantalón. En seguida
desnudó a mi hija, la camiseta, los vaqueros, el tanga. Le comió las tetas,
metió algunos dedos en su vagina... Pero Sara tomó las riendas de la situación,
empezando a desnudarle. Su cuerpo era fofo y velludo. Tenía un pene pequeño y en
forma de seta. Sara hizo ademán de metérselo en la boca, pero, entonces, paró de
golpe. Entré yo en acción...



-Mira Joan, esto que estás haciendo es muy feo, querer
follarte a mi hija en mi propia casa, en la casa de una amiga tuya de toda la
vida.. Si se enterase de esto tu familia....Joder, creo que sería tu fin...


-¿Qué? Pero si yo...


-Joan, seamos claros, los dos podemos sacar provecho de esta
situación... Yo te dejo que te folles a mi hija, esta noche, yo no digo nada...
Pero me firmas ahora mismo un cheque de 500 euros....


-No entiendo...



Miró a Sara unos segundos y se levantó del sofá, visiblemente
enfadado.


-Sois unos cabrones, lo habéis planeado todo... ¡Joder! Está
bien. 500 Euros y me dejas follarmela toda la noche.... Y tú no harás nada....
¡Sólo mirar!


-Por mí perfecto.... Pero dame ya el cheque... Y allí tienes
los preservativos.



A los diez minutos estaba sentado en el sofá, con mi hija a
horcajadas, comiéndole las tetas y con la mano en su largo cabello, obligándole
a besarle, a tragar toda su saliva. Yo estaba sentado en una silla, mirando, con
los pantalones desabrochados y haciéndome una paja.



-Eres una putilla.... Mira que sacarme dinero de esta
forma.... Agggg.... Joder... Seguro que te follas a tu padre todas las
noches..... Tómala toda puta....



Entonces pasó algo que yo no esperaba. Sara se salió de Joan,
de un salto, dejándole sentado, con la polla erguida, totalmente confuso.



-Es hora de otra propuesta –dijo ella.


-¡Sara! – casi grité. Ella controlaba, como tantas otras
veces, toda la situación.


-Sabemos que tienes más dinero, que 500 euros no son nada
para ti, pero ello te ofrezco otro acuerdo. Otros 500 euros, por follarme sin
condón... Toda la noche, las veces que quieras... Te podrás correr siempre
dentro, no tendrás que preocuparte de nada... No uso la píldora, así que podría
quedar embarazada... Seguro que te excita pensar que puedes dejar embarazada a
una chica de 15 años.....



Aquello era demasiado. Pero no dije nada, estaba tan confuso,
tan extasiado, que cualquier cosa me habría parecido bien. Joan no tuvo mucho
que pensar, se levantó una segunda vez, abrió su chequera y firmó otro cheque,
mientras me miraba.



Volvió a sentarse, se quitó el condón y lo arrojó a mis pies.
Sara volvió a sentarse sobre su polla. Gimió en el acto.


-Te vas a arrepentir de este trato, putilla, pienso follarte
toda la noche.



En esa misma postura, mientras mordía los pezones de mi hija,
alcanzó el orgasmo. La apretó fuertemente contre él, para que el semen se
quedase bien dentro, para que toda su leche fuera a la vagina de mi hija. Sara
también estaba loca de placer, gimiendo como rara vez hacía conmigo. Con
semejante imagen, ver la espalda de mi hija, con sus pequeños lunares, su largo
cabello rizado, mientras un cuarentón gordo le mordía los pechos y le llenaba la
tripa de leche, hizo que me corriese yo también, empapándo mi camisa.



Otras tres veces eyaculó Joan esa noche, siempre dentro de mi
hija. Siempre asegurándose que toda la leche fuera bien dentro.



A las siete de la mañana se marchó de casa. Diciendo algo que
me provocó una cierta inquietud:



-Seguiremos haciendo este tipo de negocios... Incluso
negocios más arriesgados, ya veremos, ya veremos...



Al volver al salón Sara dormía, sobre el sofá. Su cuerpo olía
a sudor y a semen.




Para cualquier comentario o si queréis poneros en contacto
conmigo, escribidme un Email.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 6
Media de votos: 7.33


Relato: Carlos y Marta, padre e hija (2)
Leida: 27539veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados































Online porn video at mobile phone





Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



de acuerdo con las leyes españolas e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


Online porn video at mobile phone


melones pornoporno amor filialdame vergacarlitos way pornoporno maduro jovengalllina relato pirnofollada a mi mujercortos eroticos gaysfolladas analmentemaduras con fontanerosporn cornudoporno con animaledrelatos de amantesporno chicas violadasporno casadaspajas femeninas xxxporno jurelatos eroticos chatquitando la virginidaduna madre follando con su hijorelatos muy eroticosvideos eroticos puritanascoño pornoRelatos de embarazadas en pantimediasrelatos lesvicoscasadas muy guarraslluvia pornorelatos porno voyeurrelatos eroticos morbosospeliculas porno de madres e hijasrelatos guarrosvideos porno vecinitassaboreando la ropa intima de mi tia relatoslas mejores historias pornos de primitas chiquitasrelatos porno con viejascum laude pornofollando con una vacahermanos cachondosme follaroon el orto y como duele relato xxxculo en pompa pornome folle a mi sobrinamujeres casadas españolas follandoorgias familiares gratisrelato erotico suegra celosa culiando con su yernogays rusos follandorelatos pronorelatos sexo amateurhistorias cortas eroticasporno con madurospuritanas.co mrelatos hermanosmi madre en tangarelatos eroticos durmiendo la siesta con mi madrechat de casadas infielespadres follando a sus hijosrelatoscortospornosporno rubias con negrostextos guarroshermosa pornoconfesiones eroticasabuelas con grandes tetasmarkeze.netchilenas pornoviejos y nietasjugetes pornosexosintabues gayclitori granderelatos gay osospornos de lesbianasblancanieves y los siete enanitos version pornorelatos porno con viejosporno gratis virgeneyeculaciones femeninasporno en incestosexo con mujeres dormidastrabesti pornorelatos madurarelatos dominacion masculinarelatos eroticos oidoschocho y tetasvideos eriticos gratisrelatos porno violadaspowerpoints eroticosmovil todo relatossexo sado masoporno tranxfollar con paparelatos eroticos marquezporno ancianas españolasplacer ocultofolle con mi hijotravestis ponofollando amigo hijofollando con mama