relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi vecino el Dr.





Relato: Mi vecino el Dr.

SILVIA. -


Me llamo Silvia, tengo 28 años. Mi trabajo es peluquera y
esteticienne. Llevo una peluquería a medias, junto con Marga, prácticamente
somos de la misma edad. Ella tiene 30 años, morena, alta y mas bien delgada, eso
si, la envidio por su bello cuerpo. Yo en cambio soy un poco mas baja que ella y
me considero más bien gordita. Soy rubia y de caderas anchas.


El presente relato es relativo a mi salud. Desde hace unos
días notaba una picazón en mi vagina, no comento nada con Marga, pero sin más
dilación me pongo en contacto con el dr. Kassab, especialista en enfermedades de
la mujer, ginecólogo y obstetra. Tiene la consulta ubicada en la misma calle de
la peluquería. Me notaba preocupada y a la vez con miedo a que tuviera algo de
importancia. Hoy cuando me he levantado, me arreglo como cada día y una vez tomo
el desayuno me dispongo a abrir la peluquería. A media mañana, pues la consulta
la abre sobre las 11 a.m. hasta las 5 a.m., me dispongo a llamarle por teléfono
y pedirle cita urgente para ese mismo día. Me dijo la enfermera que sobre las
14.00 horas podría atenderme el doctor. Pidiéndome mis datos, como nombre, y
teléfono de contacto. Le doy los datos requeridos y una vez cerramos el
establecimiento, sobre las 13.30 horas aproximadamente, Marga se fue para su
domicilio y yo a los cinco minutos estaba en su consulta.


Paso a la sala de espera acompañada por la enfermera. Hojeo
algunas revistas esperando pasar el tiempo y desde luego preocupada por mi
problema. A las 13.45 horas sale la enfermera, pase por favor. Me saluda el
doctor y me siento delante de su mesa de despacho, preguntándome el objeto de la
visita. Me abre historial anotando todos mis datos y seguidamente me hace pasar
a la sala de reconocimientos.


Pase detrás de la mampara y se me desnuda totalmente. Cúbrase
con la bata de examen y se sienta en la camilla. Primeramente me toma la tensión
arterial, toma de temperatura, colocándome el termómetro sobre la axila. Me noto
malestar general, efectivamente, comprobó que tenia fiebre. Me siento muy
nerviosa al comunicarme lo de mi estado febril.


Tranquilícese Silvia, póngase en posición ginecológica y
coloque los pies sobre los estribos. Toma unos guantes de latex y un gel
lubricante y colocándose delante de mí procede a lubricarme muy suavemente los
labios de mi vagina. Relájese, voy a ponerle el especulo, me lo va introduciendo
lentamente, notando como levemente se iba abriendo mi dulce coñito. Con el
especulo en mi interior, introduce un dedo palpando suavemente los órganos
internos. Me quejo un poco a la exploración notando unas molestias, lo cual le
comunico. La otra mano la puso sobre mi vientre desnudo, la mano plana
efectuando una ligera presión en diferentes puntos de mi vientre.


Silvia, tiene su vagina interiormente, ligeramente irritada,
esa es la causa de sus molestias.


Me extiende la receta.-


Supositorios vaginales. – envase de 10 unidades. Uno al
acostarse diariamente, tratamiento para 7 días.


Inyecciones de un antibiótico de amplio espectro. – 6 viales
de 4 ml., aplicación intramuscular lenta. Preferentemente hoy deben ponerle el
primer vial. Los restantes, 1 cada 12 horas.


Supositorios para su estado febril, una vez tenga los
medicamentos se aplica uno inmediatamente para que le remita la fiebre. Se toma
la temperatura dos veces al día. Los supositorios se aplican cada 6 horas, caso
de persistir la fiebre.


Puede vestirse, ahora cuando tenga los medicamentos vaya a
casa y quédese hoy en cama. Gracias doctor. Después de vestirme paso junto al
escritorio del doctor entregándome la receta. Le pregunto por sus honorarios.
Asimismo le digo si tiene seguros concertados con entidades particulares.
Afortunadamente los tiene, por lo que le entrego mi tarjeta de una compañía
privada. Omito el nombre y me hace el correspondiente recibo.


Salgo de la consulta y me dirijo directamente a la farmacia,
por la hora que era casi las 15.00 horas, me dije igual esta cerrada, pero
afortunadamente no muy lejos había una de guardia. Una vez allí, entrego las
recetas y me dan todos los medicamentos especificados.


Llego a casa, la verdad no me sentía muy bien, lo primero que
hice fue desvestirme y quedarme solo en ropa interior, en bragas y sujetador. Me
quito el sujetador y me pongo un camisón cortito, dejándome solo mis braguitas.


Destapo la cama y me dispongo a ponerme el supositorio. De
lado en la cama me bajo las braguitas y tomo el supositorio, le quito el
envoltorio y lubrico mi ano chupando mi dedo y mojadito con mi saliva lo
introduzco en mi culo. Dios mío, que gusto, poquito a poco me voy metiendo el
supositorio. Aun me dejo el dedo sobre mi lindo agujerito, contraía el esfínter
y notaba como poco a poco se deshacía el supositorio dentro de mi culo. Me quedo
toda relajada y me toco la vagina observando unas gotitas de flujo.


Llamo a mi amiga Marga para decirle lo de mi problema y que
estaba acostada. Le dije que por favor acudiera a mi casa lo antes posible, con
objeto de que cuando llegara el practicante, no tuviera que levantarme de la
cama.


Marga tiene una copia de mis llaves, así que sin ningún
problema. Descuelgo el teléfono y llamo a una Clínica de de Practicantes,
generalmente hoy se les llama A.T.S. – Ayudantes Técnicos Sanitarios. Me
contesta la voz de una mujer, me pide nombre, domicilio y teléfono de contacto.
No se preocupe señorita en cuestión de una media hora estoy allí. Me pareció
reconocer la voz de una tal Paula, una chica que es enfermera y clienta de la
peluquería. No creí conveniente, decirle si era ella, podría tratarse de otra
persona. Colgando el teléfono llega Marga mi compañera de trabajo y amiga ¿Qué
te ocurre Silvia? Aquí me tienes en cama y con una tanda de medicamentos. Siento
que esta tarde tengas que arreglártelas sola en el negocio. No te preocupes,
primero tu salud.


Efectivamente, pasadas las 15:30 horas llaman a la puerta.
Marga sale a abrir.


_Buenas tardes. Hola Marga que sorpresa. Adelante Paula mi
compañera Silvia, necesita de tus servicios. Paso al dormitorio de Silvia. Ella
al verme me dice reconocí tu voz cuando hablamos por teléfono, pero no dije nada
por temor a equivocarme. Pues ya ves chica aquí me tienes dispuesta a
inyectarte. Sabía que eres enfermera, pero nunca me dijiste que trabajas en esa
clínica. Me alegra mucho que seas tu la que me pongas las inyecciones.


Ahí tienes los inyectables, y la receta del doctor. Muy bien
Silvia, enseguida te preparo la inyección. Observaba como preparaba el vial que
me tenía que poner. Un frasco con polvo y el agua disolvente. Sacando un par de
agujas. Una vez mezclado, lo introdujo en la jeringa y esa la desechó.
Automáticamente puso la otra aguja nueva en la jeringa. ¡Dios mió! Paula, les
tengo pánico a las inyecciones. Venga quejita, date la vuelta. Me puse boca
abajo echando el cobertor de la cama por debajo de mi trasero. Me bajo la
braguita y le digo, con cuidado por favor. Noto como me pone el algodón mojado
en alcohol sobre mi nalga derecha e introduce la aguja. Me va poniendo el vial
muy despacio, ¿duele? Ya lo creo Paula, parece como si me quemara por dentro. Es
normal, son unos antibióticos muy fuertes. Ya he terminado Silvia. Pongo el
algodón sobre el punto de la inyección y le subo la braguita, puedes volverte.


Gracias Paula, me has inyectado muy bien. Pero me recordaba
cuando de pequeña me ponían aquellas agujas y por ello no me gustaban. Mañana
vendré a primera hora. Nos dimos un beso de despedida y Marga la acompaño hasta
la puerta. Estuvimos charlando un rato y le dije que antes de marcharse me
trajera un vaso de leche caliente. No me apetecía comer nada. Le dije si esa
noche se podría quedar conmigo. Claro que si, en cuanto salga de la peluquería
me tienes aquí. Le doy las llaves del piso.


Antes de marcharse Marga, me trajo el vaso de leche. Me lo
bebí despacito y le dije gracias Marga, voy a descansar un rato. Nos dimos un
beso y una vez se fue me dormí. Me despierto toda sudorosa, y bastante agitada.
Lo primero que hago es mirar la hora, Eran las 7 p.m. Tomo el termómetro y me lo
pongo en la ingle, aprieto los muslos y lo mantengo durante unos minutos. No
cabía duda, tenia fiebre alta, rondando los 38 grados. Me iba a poner el
supositorio cuando siento las llaves de la puerta. Menudo alivio, me sentí más
tranquila, era mi amiga Marga.


Hola Silvia, menos mal que has llegado pronto Marga, estoy un
poco asustada. Me he puesto el termómetro y tengo fiebre. Me toca la frente y me
dice, se te nota cielo. Dame el supositorio, me baja el cobertor de la cama y me
coloco boca abajo, me sube el camisón y me saca las braguitas ¿Qué haces Marga?
Ya ves cariño, mirarte ese culo que tienes. Me quedo sorprendida, ¿te gusto?
Claro mi amor, me abro de piernas y me dice voy a lubricar ese lindo agujerito.
Es todo tuyo Marga. Tú también me gustas. En el cajón de la mesita de noche hay
un tubito con vaselina. La observo como lo abre e impregna su dedo colocándolo
en la entrada de mi ano. Contraigo el esfínter y dulcemente me mete el dedo.
¿Qué placer mas rico? Sigue Marga por favor, lo movía circularmente dentro de mi
culo, seguidamente quita el envoltorio del supositorio y me lo va insertando
poco a poco. Noto todo el supositorio dentro y aun retuvo el dedo unos
instantes. Listo Silvia, retira el dedo y se lo seca cuidadosamente con una
toallita de papel. Me vuelvo en la cama y me pongo las braguitas lentamente,
observándome como miraba con deseo mi dulce coñito.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mi vecino el Dr.
Leida: 1187veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


con mi sobrino en pelotas relatos pornorelatos de folleteoporno gais gratisRelatos hot suegrochats eroticospapa quiero que me follesrelatos de cuñadosfontanero pornofotos eroticas amateursme follaronrelatos me gusta mi compadreprima calienterelatos eroticos las nalgas de mi madre y su tanga azulmis putitasfotografias de madurasporno de mujeres mayoresmaduras infielesrelatos heroticos gayrelatos de gaysrocio madura follandovota mi chochoenanas tetonas follandotravestis muy madurassexo con muy madurasme folle a mi cuñada borrachahombres mayores follandoanalismorelatos heroticos incestocorto erotico gayxxx relatosabuelas españolas sexovacaciones sin bragasrelato interracialRelatos eroticos cortoz de mexicovampiros eroticosfolle con mi hijosecretarías calientespornos madresfotos porno chicosbuenas madurasporno tranxesualesmadre duchavideos eroticos embarazadasdesvirgadas con dolorsexo gratísme follo a mi hijamóvil todorelatosrelato erotico chaparrita calienterelatos eroticos caserosporno madre hija y novioporno gay de arabesrelatos de lactanciatravestis con pollasrelatos breves eroticosabuelas morbosaspadre e hija xxporno madre hijaviolaciones porno xxxporno con la familiacon mi madre y yo en un lago relatos eroticosporno fontanerosfollar madurosrelatos eróticos mi mama me entrego a mi papa por que esta enfermaxxx padres e hijasrelatos porno para leerrelatos eroticos en vacacionesporno erasmustodorelatos eroticosrelatos eroticos la vende carameloviejos y nietasgitanas españolas pornoporno incrstoporno viejos verdestienda pornoabuela lesbianaschochos abuelasdespedidas de solteras pornporno gay gratis madurossexo porno violacionesporon sexoRelatos pornos Escogio las piernas y las abriorelatos con madurasrelatos eroticos hermanosrelatos eroticos escucharaudio relatos pornomonte de venus peludorelatos gay xxxmaduros gay españolesse depila el coñorelatos eróticos filialporno cachondos